Palabras alusivas del presidente de la Asociación Salvadoreña de Reumatología